Puntaje

Vota sobre este articulo

La experiencia mágica que produce viajar a Cartagena

September 11, 2017

Cuando un viajero llega a Cartagena, capital del departamento de Bolívar en Colombia, descubre cosas nuevas e interesantes. La ciudad se renueva, es su  manera de mantener el prestigio como uno de los destinos turísticos más im-portantes del Caribe. Describir la sensación de encontrarse en esa ciudad má-gica es tarea muy difícil. Dos sectores, uno moderno y la ciudad vieja, con mil encantos y su vida nocturna romántica, seducen más de lo que se puede creer. Estar allá brinda la oportunidad de comprobarlo.

La belleza de Cartagena es notoria en la arquitectura del casco antiguo, su entrada por la Torre del Reloj, la Plaza de los Coches y de la Aduana, la Catedral Basílica Metropolitana de Santa Catalina de Alejandría y la Catedral de San Pedro Claver, entre otros sitios. Histórica y colonial, sus escenarios son para conocer sin dejar por fuera ninguno. Murallas y fortalezas, islas cercanas como Barú e Islas del Rosario, todo tiene sabor tropical, es plena de sol, mar azul y arena blanca en playas de Bocagrande y El Laguito.

Conocida como Ciudad Heroica, también llamada Corralito de Piedra, permite a quienes llegan a diario pasar unos días de visita y descanso en excelentes ho-teles y resorts. Por su alto alto impacto, posee una infraestructura hotelera con altos índices de calidad, hoteles y resorts cinco estrellas, elegantes y con-fortables, unos en el sector moderno y otros en la ciudad vieja. Servicios como restaurantes, bares y discotecas, como sucede en las grandes ciudades del Ca-ribe y del mundo ubicadas frente al mar, están a la orden de exigentes gustos.

El Papa en Cartagena

La reciente visita del Papa Francisco a La Heroica, constituyó un hecho sin precedentes, en una ciudad que tiene todo para ofrecer.  Muchos ilustres via-jeros de diversos sitios llegaron a Cartagena para ese evento. En el Papamóvil el Sumo Pontífice recorrió desde el barrio Crespo parte del sector popular, fue al barrio pobre de San Francisco en visita pastoral y se reunió con sus pobla-dores, escuchó testimonios dramáticos y desgarradores sobre prostitución in-fantil y pobreza. 

Luego siguió por una amplia avenida donde a lado y lado de la vía, se aposta-ban los cartageneros deseosos de verlo a su paso. Emocionante fue verlo llegar a la ciudad antigua, las cámaras mostraron la belleza de la ciudad amurallada, iglesias y conventos, viejas casas coloniales, los balcones desde los cuales podía observarse la caravana papal, en un día histórico para la ciudad. Lo esperaba la ciudadanía en la Plaza de San Pedro, allí rezó el Angelus y se dirigió a los creyentes en un breve homenaje al llamado Esclavo de los Esclavos, incluso denunció el estado de esclavitud que aún permanece vivo en la trata de niñas para el comercio sexual en el barrio San Francisco, donde había escuchado a la comunidad minutos antes. Luego ingresó a la Catedral de San Pedro Claver para orar frente a los restos de este santo de la iglesia católica. Sin duda, debió quedar impactado ese último día de visita a Colombia, por todo lo que vio en  la ciudad de Cartagena de Indias, como le sube siempre  a todo turista.

Disfrute los sitios turísticos 

Declarada por la Unesco Patrimonio Cultural, realizar el paseo en bus turístico de dos pisos permite ver la bahía en todo su esplendor. El paseo co-mienza en el Muelle de la Bodeguita y culmina en la Base Naval, se pasa por sitios representativos como la Torre del Reloj, el Castillo de San Felipe, el sec-tor hotelero de Boca Grande y por el Laguito, por sus rincones coloniales de callecitas estrechas y empedradas, por donde se pasean los coches de caballos en las noches románticas del Caribe.

Un placer en ese periplo es divisar los balcones engalanados de flores. No olvi-den caminar por las plazas centenarias y los parques, aprovechar el sector co-lonial, la zona amurallada uno de los más fuertes incentivos para viajar a Cartagena. Apreciar edificios coloniales construidos para defensa contra la piratería, por ser un mirador se divisa imponente parte de la ciudad vieja.

Por la Avenida Santander se llega a los barrios de Manga y Getsemani, allí se erigen el monumento a la India Catalina y una escultura en honor a los Zapa-tos Viejos para recordar el soneto del poeta cartagenero Luis Carlos “El Tuer-to” López. Esa vía conecta con el Castillo de San Felipe de Barajas, obra de in-geniería militar construida sobre el Cerro de la Popa para defensa de la ciudad contra los ataques de los piratas. Muy visitado durante todo el año, los turistas nacionales y extranjeros realizan actividades educativas, los niños disfrutan funciones de títeres, de cuenteros y videos con historias entretenidas.

Desde la Glorieta Santander se llega a la casona El Cabrero, perteneciente al expresidente Rafael Núñez, cercana a la laguna de su mismo nombre. Es vía que conduce a Barranquilla, permite visitar el atractivo sector de La Boquilla, su elevado desarrollo turístico y hotelero es un polo de atracción que ha incen-tivado la construcción de modernos edificios de apartamentos con vista al mar Atlántico, restaurantes con exquisitos platos, bares, cafés y tiendas.

Recorrido por sus plazas legendarias

Las plazas son escenarios históricos apreciados. Las noches de Cartagena son fascinantes en bares, dispuestos para escuchar música y departir, tener char-las agradables en grupo y probar cocteles tropicales, exquisitos vinos y finos licores. Por sus calles estrechas se aprecian casonas coloniales. En la Plaza de Bolívar se reúne la gente a departir en cafés al aire libre. Los mejores restau-rantes para escuchar música en vivo con aires caribeños. La Plaza de los Co-ches es el lugar donde se encuentran los cocheros que transportan a los turis-tas desde la ciudad moderna, generalmente en las noches románticas de la bahía. Sus relatos sobre la historia de Cartagena son toda una pedagogía. El ingreso a los museos como el de Arte Moderno y el Museo del Oro, la Casa Museo Rafael Nuñez que es patrimonio cultural o el Museo Naval, es un rega-lo para todos los cartageneros y para sus ilustres visitantes.

La Plaza San Pedro Claver se hizo famosa por el Claustro, Museo e Iglesia construida como homenaje a San Pedro Claver, trabajador infatigable por la causa de los esclavos. En su interior existen pinturas y esculturas de artistas famosos, objetos de arte religioso, la pila donde eran bautizados los ciudadanos y el altar mayor, donde reposan en urna de cristal los restos del sacerdote.

El Convento de Santo Domingo tiene una historia digna de contar. Es la iglesia más antigua y legendaria de Cartagena, su altar de estilo barroco es admirado por los visitantes gracias a un bello Cristo tallado en madera en el Siglo XIX, acompañado de la Virgen que lleva una corona de oro y esmeraldas. 

El Convento Santa Cruz de la Popa es otro de los atractivos, levantado en ho-menaje a la Virgen de la Candelaria. Allí se halla un museo religioso, con pie-zas antiguas, óleos, pinturas, cerámicas de gran valor y muchos otros objetos.

Datos de interés

-Puntos de Información turística: en el Aeropuerto Internacional Rafael Núñez, en la ciudad vieja, en las Plazas de la Aduana y Los Coches, así como en la Plaza de San Pedro. En Boca-grande y en El Laguito.
-Taxis. Recomendable solicitarlos por teléfono a operadores reconocidos como Radiotaxis Cartagena. Los hoteles ofrecen este servicio en forma confiable.
-Para las Compras. Centro Comercial Mall Plaza, Centros Comerciales Caribe Plaza, Centro El Castillo, Avenida Pedro de Heredia. Muchos almacenes en la zona de El Laguito, en Bocagran-de y en La Boquilla.

Inicia tu Ahorro

 

Tag

Post más populares

Últimos tweets

Facebook

Encuesta

¿Qué tipo de viaje quieres?